jueves, 20 de octubre de 2016

Iqbal Masih. Lágrimas, sorpresas y coraje.




Desgarradora, dura y cruel. Así es la historia de Iqbal Masih quien dio la vida por la lucha en contra de la esclavitud infantil. Gracias a Miguel Griot conoceremos su vida en Iqbal Masih. Lágrimas, sorpresas y coraje.





Resumen

Iqbal Masih fue un niño que nació para ser esclavo y creció para desafiar su destino. El héroe que escapó de su trabajo forzado y se convirtió en el símbolo contra la explotación infantil. Acércate a él a través de lo que cuentan quienes lo conocieron. Cada uno tiene una historia con lágrimas, sonrisas, algunas sorpresa y mucho coraje. Juntándolas todas llegarás a saber quién fue Iqbal. 





Impresiones


Hay historias que incluso antes de sumergirte en ellas ya saben que te van a desgarrar el alma. Iqbal Masih. Lágrimas, sorpresas y coraje es un buen ejemplo. Así que cuando su autor, Miguel Griot, me ofreció un ejemplar para reseñar en el blog, no tuve la menor duda. Acepté. Y acerté. En mis manos tenía una historia inolvidable. 

Como es decía, Iqbal Masih. Lágrimas, sorpresas y coraje no es una lectura fácil. Tampoco entretenida. Es una historia dura, cruel, desoladora... Una novela que nos habla de poder, miseria, coraje... y sobre todo, de hipocresía, esa enfermedad que asola a occidente. Si, esta novela golpea duro. Te cambia. 

Cuando Iqbal Masih. Lágrimas, sorpresas y coraje cayó en mis manos desconocía la historia de su protagonista. Basada en hechos reales, nos traslada a una realidad que por desgracia en Occidente, tendemos a obviar. Con tan solo 4 años, Iqbal Masih fue vendido por su familia por 600 rupias, que equivalen a unos 150 euros. Esta deuda que le llevó a pasar su infancia en un régimen de semiesclavitud. Pero Iqbal nunca se resignó, nunca dejó de soñar con la libertad. Un sueño que se materializa cuando conoce a BFLL (Frente de Liberación del Trabajo Forzado), que lucha contra la esclavitud infantil. Al contarles su historia deciden abonar la cantidad que debía su familia al empresario donde trabajaba. Y así fue como se convirtió en activista en favor de los derechos infantiles y contra la explotación de menores. Fue un agente muy activo en la lucha por erradicar esa práctica ilegal, llegando incluso a viajar a Suecia y Estados Unidos. Pero alguien como él causaba muchos problemas al orden "natural" de las cosas... y fue asesinado un 16 de abril de 1995. Tres años después, se eligió esa fecha para la celebración del Día Internacional contra la Esclavitud Infantil.

Pero su temática no fue la única sorpresa. Al abrir sus páginas me encontré con una estructura realmente original. Todo un acierto por parte de Miguel Griot alejarse de la tradicional novela biográfica a favor de la novela testimonio, más cercana. En ella se recoge la experiencia de los que conocieron y convivieron con Iqbal, tantos sus seres queridos como sus enemigos. Los capítulos son bastante breves y en cada uno de ellos se da voz a uno de estos personajes. Poco a poco nos convertimos en testigos del drama que padece siendo tan sólo un niño. Cuatro años. Tenía cuatro años cuando le arrancaron la inocencia. Con esa edad ningún niño debe soportar largas jornadas laborales en condiciones inhumanas. 

Pero Iqbal no es un caso excepcional. Es sólo un niño más. Uno de tantos pakistaníes obligados a trabajar desde niños por sus propias familias, a cambio de un préstamo que apenas le da para sobrevivir. Y además, los "castigos" eran practica habitual en estos trabajos.  

En el caso de Iqbal trabajó en una fábrica de alfombras. Fueron años durísimos. Pero nunca perdió la esperanza de ser libre. Se escapó de su destino. O al menos lo intento. Luchó con coraje. Pero cuando te chocas con los intereses de gente poderosa... llevas las de perder. Dio su vida por la lucha contra la esclavitud infantil y hoy en día es todo un símbolo de esta tragedia.  

Narrada con un estilo directo y un lenguaje muy cercano, Iqbal Masih. Lágrimas, sorpresas y coraje nos invita a reflexionar sobre la esclavitud infantil. Tan degradante. Tan inhumano. Y por desgracia... tan real. Pero que fácil es seguir con la venda en los ojos sin querer ser consciente de las condiciones en las que se producen. Muchos de esos productos que consumimos habitualmente en occidente... ¿Por que son tan asequibles

Gracias Iqbal Masih. Gracias por tu coraje. Gracias por luchar. Gracias por remover la hipócrita conciencia occidental. Fuiste todo un ejemplo de coraje y superación. Y aunque hoy ya no estés, tu testimonio será luz, un faro en la oscuridad. Siempre. 



"Yo conozco pocas cosas. Aquí adentro aprendí lo que está bien y lo que está mal. Eso no da la felicidad, pero sí seguridad. Da igual, <<felicidad>> es otra palabra que no entiendo. Si escribiera libros, entendería de palabras. Si pintase cuadros, reconocería la belleza. Si fuera juez, buscaría la justicia. Pero qué voy a saber yo de palabras, belleza y justicia. El techo del taller es mi cielo; un tela, mi compañero; los castigos de Arshad, todo lo que temo; un día para descansar, mi único deseo. Así se lo hice saber a Iqbal. No me gusta caminar en la oscuridad. Él dijo que abriera los ojos, pues lo que yo llamaba luz, comparado con la verdadera, no era más que sombra al caer la aurora"



* Gracias a Miguel Griot por el ejemplar


20 comentarios:

  1. Muy buena reseña. En el segundo párrafo defines perfectamente esta novela. Me gustó que el autor la presentara como una novela testimonio, como una especie de documental en el hablaban cada personaje que hubiese tenido alguna relación con Iqbal. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Es dura como bien dices pero merece la pena conocerla. Fue una lectura cinco estrellas y me encantó su estructura a través de esos testimonios.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Lo gané recientemente en un sorteo, lo tengo ya en la estantería dedicado por el autor, y estoy deseando sacar un hueco para poder leerlo. Libros como estos son necesarios. Una reseña estupenda :)

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  4. Hola! Yo acabo de reseñarlo también, me ha encantado tu reseña!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Le tengo sobre todo curiosidad, puede ser una lectura interesante.
    Un beso y gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  6. Coincido en todo lo que dices, sobre todo en cuanto a la narración. Saludos y gracias por la reseña :D

    ResponderEliminar
  7. Me encantó este libro, el personaje de Iqbal es inolvidable, una lectura muy recomendable
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Me gustó mucho ese libro. Una realidad muy dura la de tantos niños que viven en una semi esclavitud

    ResponderEliminar
  9. He visto buenas reseñas, pero lo cierto es que no me atrae ^^

    ResponderEliminar
  10. Muy buena reseña. A mí la verdad es que no me apetece este tipo de lectura.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Coincido al 100% con tus impresiones, besos

    ResponderEliminar
  12. Golpea muy duro esta novela. Dices bien. Una reseña de diez.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola! Parece un buen libro pero no es el tipo de lectura que me apetece ahora mismo. Muy buena reseña!
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Lo tengo pendiente. Espero que me guste tanto como a ti. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  15. Hola guapa!
    Es un libro que tengo apuntado, aunque de momento no he querido leerlo, pues prefiero esta en una época mejor que en la que estoy, pues veo que es una historia dura. Besotes

    ResponderEliminar
  16. Hola
    Pareceun libro maravilloso y con tu reseña lo has ensalzado. Yo lo veo como una historia durilla y prefiero pasar. Gracias por tu reseña.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Aun no he encontrado el hueco idóneo para ponerme con ella. Me alegro de que hayas disfrutado con su lectura. Besos

    ResponderEliminar
  18. Te envio mi pagina de poesias por si deseas visitarla.
    Gracias
    http://anna-historias.blogspot.com.es/2016/10/rio-parido-del-deshielo-apunado-en-el.html?m=1

    ResponderEliminar