lunes, 3 de julio de 2017

La chica en la niebla



Conocí a Donato Carrisi con El cazador de la oscuridad y desde entonces, libro que llega a mis manos de este autor, libro que directamente pasa a la mesita de noche, listo para empezar esa misma noche. Tal privilegio se lo ha ganado a pulso. Hoy mis impresiones de su última novela, La chica en la niebla.



Sinopsis

Una chica desaparecida en un pueblo de montaña. La lluvia, la niebla, las luces. Las luces son las de la cámaras. Han llegado los medios de comunicación. Y todo ha cambiado. 


Impresiones

23 de Febrero. El doctor Flores, que se encuentra en su residencia con su esposa, recibe una inquietante llamada desde el Hospital de Avechot. Es una urgencia ante la que no puede negarse. Un antiguo conocido, con la ropa manchada de sangre, parece encontrarse en estado de shock. Pero la policía cree que miente y por eso requiere los servicios del psiquiatra. ¿Realmente sufre algún trastorno mental? Quizás solo intente eludir la responsabilidad... 

Así arranca La chica en la niebla, arrollando al lector... Carrisi nos atrapa en su red desde el minuto uno para no dejarnos escapar, ni cerrando la última página de la novela. Si, nos encontramos ante una de esas novelas que mucho después de conocer su desenlace, sigue poniéndonos la piel de gallina.

Tras este episodio inicial retrocedemos a un par de meses antes cuando Ana Lou, una joven pelirroja desaparece mientras se dirigía a la iglesia desde su casa. Un trayecto demasiado corto por una zona residencial... y nadie ha visto ni oído nada. Este es el eje central de la historia, la misteriosa desaparición de ésta chica que con la ayuda del agente especial Vogel se cuela en todas las casas del país. La angustia de una familia destrozada alcanza a los corazones de millones de personas que ven como sufren ésta pérdida irreparable.

Carrisi nos invita a trasladarnos a Avechot, una pequeña localidad de los Alpes que tiempo atrás había gozado de gran popularidad turística. Con el descubrimiento de una mina de fluorita el pueblo cayó en desgracia, aunque no todos sus habitantes, pues algunos invirtieron en el nuevo negocio haciéndose de oro. Aun así, el ambiente reinante era de decadencia, con numerosos hoteles y restaurantes cerrados. Una estampa bastante desoladora. 

Como os decía, la desaparición de Ana Lou alcanza cotas televisivas desorbitantes. Todos quieren saber más. Todos necesitan conocer. Y el autor aprovecha para hacer una feroz crítica a las manipulaciones en las que suelen caer los medios de comunicación. 

Con una prosa ágil y directa, un estilo conciso pero elegante, tensión y mucha, pero que mucha intriga, Carrisi nos va desvelando los entresijos que se esconden en esta fascinante desaparición. Y es una autentica delicia ese juego de dudas y sospechas que plantea el autor con una maestría de matrícula de honor. Por que vais a dudar de todos o casi casi casi todos los personajes. Carrisi nunca escatima en giros inesperados... 

Existen dos hilos temporales, diferenciados apenas por dos meses, los que dura la investigación policial sobre la desaparición de Ana Lou. Cuenta con una ambientación exquisita, algo que ya es seña de identidad del autor. Todas sus novelas, o al menos las que he leído, tienen esa atmósfera asfixiante que consigue con descripciones minuciosas y detallistas, bien aderezadas con los toques justo de suspense... Carrasi sabe mantener siempre al lector en tensión, y es que cualquier detalle puede ser esencial para comprender el desenlace. 

La chica en la niebla es una novela envolvente, con un elenco de personajes esplendido, una ambientación exquisita y una narración suprema. Hay tensión, intriga y suspense. Te asfixias, dudas de todos, empatizas con el dolor de algunos, odias a otros por su frialdad... Es intensa, arrolladora, magnífica. Chapó Carrisi, lo has vuelto a hacer. 



"La justicia no le interesa a nadie. La gente quiere al monstruo. Y yo les doy lo que quieren"



* Gracias a la editorial Duomo por el ejemplar