lunes, 26 de septiembre de 2016

Maestra





Maestra de L. S. Hilton ha revolucionado el panorama literario. Con su llegada a las librerías se ha desatado un sin fin de opiniones, de lo más variopintas. Y cuando una novela causa tal reacción no puedo evitar sentir curiosidad. Hoy mis impresiones. 

"El odio conserva fría tu sangre, te mantiene en movimiento, preserva tu soledad. Y si necesitas convertirte en otra persona, la soledad es un buen punto de partida" 


Resumen

Un espectacular fraude en una casa de subastas de Londres

¿QUIÉN

Un exclusivo club de sexo sin límites de París

ES

Un peligroso complot desde el yate de un multimillonario

JUDITH

Un cruel asesinato bajo un puente de Roma

RASHLEIGH?

¿Te atreverías a traspasar todos los límites para obtener lo que deseas?



Impresiones

Judith Rashleigh trabaja como asistente en la prestigiosa casa de subastas londinense Britiash Pictures aunque ni se siente valorada ni apenas le da para llegar a fin de mes. Pero al caer la noche, entra en un sórdido club de alterne de la ciudad para convertirse en una acompañante seductora, sexy y muy segura de sí misma. No es una prostituta. Es un club muy especial, pues las jóvenes que trabajan en él sólo se deja "conquistar" por hombres adinerados que sólo buscan sentirse atractivos. Aquí se mira, mucho, pero no se toca. Un lugar patético donde las chicas simulan beber mientras engatusan a estos hombres solitarios. 

Nuestra protagonista desea tanto triunfar en el mundo del arte como disfrutar de una vida de lujos lejos de las privaciones que sufrió en su infancia. Su frustración va en aumento cada día porque no consigue que se reconozca su valía profesional en la casa de subasta. Pero todo cambia cuando descubre que su jefe puede estar tramando un fraude millonario con la venta de una obra del artista Stubbs. 

Este es el punto de partida de Maestra que llegó a España avalada por la crítica internacional como una de las novelas negras del año. Y si grande le viene el piropo, considerarla dentro del género negro es un autentico despropósito. 

Si bien en los primeros capítulos me sentí atraída por la lectura, pues se aprecia bastante bien el trabajo diario de una casa de subastas (proceso de identificación, registros y catálogos, evasión de impuestos...) según avanzaba la trama mi impaciencia aumentaba. ¿Novela negra? No... lo único negro que encontrareis en esta novela es la grieta de la portada. Una invitación a entrar en el mundo sombrío de la protagonista. Que por cierto, es una insolente niñata que me ha sacado de quicio como pocos personajes lo han hecho en mi vida literaria. Ambiciosa, calculadora, fría... como veis, todo un ramillete de virtudes. Y encima... ¡Qué desfachatez! Compararse todo el tiempo de Artemisa Gentileschi me ha puesto de los nervios. Para empezar, no es que sólo fuese uno de los mejores pinceles de la época, sino que además era una mujer fascinante que luchó en un mundo de hombres porque se reconociera su sufrimiento y es que siendo joven fue violada por un aprendiz de su padre al que no dudó en llegar a juicio, aunque tuviese que ser torturada demostrando su verdad. No querida Judith, tu no tienes nada en común con ella, tu sólo buscas gloria, no eres una superviviente. 

Judith es uno de esos personajes con los que es muy difícil empatizar. En sí no es un problema, he leído novelas de malos malisimos que llegas a comprender su actitud, o vislumbrar entre tantas sombras un poco de luz. No es este el caso. Me ha tenido completamente descolocada su actitud durante toda la lectura. Sufrío acoso escolar, pero no considero que sean unos cimientos sólidos sobre los que se construya esa personalidad tan malvada incapaz de sentir el mínimo remordimiento, ni por un breve instante. Dejando a un lado estas impresiones, tengo que reconocer que desde el punto de vista literario tiene fuerza. Es una personalidad arrolladora. 

Pero bueno, no todo ha sido negativo. La ambientación por ejemplo, es exquisita. L. S. Hilton demuestra su domingo del mundo del arte y de la moda, con continuas referencias a artistas, estilos, firmas, tendencias... En mi caso he disfrutado bastante con esta parte pero entiendo que si no te manejas bien en estos dos mundos puedes sentirte perdido en más de una ocasión. Si es tu caso, no te despegues de la tablet, será tu mejor aliada. 

Narrada en primera persona, Maestra de L. S. Hilton es una thriller con un arrollador componente erótico, tanto que los asesinatos quedan eclipsados. La tensión narrativa oscila demasiado, pasando de capítulos de ritmo frenético a otros de lo más tediosos, que precisamente son los eróticos, con escenas de lo más... ¿cómo decirlo? Repugnantes. No hablo tanto de las escenas en sí, como del lenguaje que utiliza la autora, bastante soez. Se puede ser elegante, sin dejar de ser atrevida y caliente.  No nos confundamos. Y además, creo que con un par de escenas queda bastante clara la personalidad de Judith, no hacía falta caer en la reiteración. O al menos, en mi opinión, por supuesto. 

Aunque es la primera parte de una trilogía, Maestra queda completamente cerrada. Se trata de un thriller con acusados altibajos que transcurre entre Inglaterra, París, Italia y Suiza mostrando todo lo que rodea al mundo del glamour, incluido los bajos fondos y la corrupción. Arte, lujo y sexo, sobre todo sexo, se funden en esta novela arriesgada y directa que no dejará indiferente a nadie. 


"Leí en alguna parte que las causas y los efectos son formas de protegerse frente a la contingencia, frente a la terrorífica e imprecisa mutabilidad del azar"



* Gracias a la editorial Roca por el ejemplar

18 comentarios:

  1. No me llama nada. La descarté en su momento. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo contigo en todo, en el personaje, en lo de novela negra, en que empieza muy bien y se va de las manos, y en que más que erótico me pareció muy soez... Opino igual, que la ambientación y todo el tema de arte me gustó mucho, pero el libro me defraudó y no seguiré con esta serie.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola! No lo conocía y aunque parece entretenido por ahora lo dejo pasar ya que no quiero ponerme con más sagas. Excelente reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias x tu opinión. La verdad es q cada vez más salen reseñas no tan positivas de esta novela. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Con esta no me animo, las reseñas en general me han hecho descartarla.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola!!
    A mi no me gustó demasiado y coincido contigo en que te puedes llegar a sentir muy perdido, porque básicamente esa era yo buscando las referencias. Aún así dejaré pasar los próximos libros de la trilogía.
    Besoos ;)

    ResponderEliminar
  7. No es un libro que me atraiga demasiado, así que con todo lo que hay pendiente prefiero dejarlo pasar
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Con este libro me he ido haciendo un lio que no veas, primero creía que era una cosa, después me entere que era erótico un género que me encanta pero esperare a que esten el resto de libros y así espero para irme quitando lecturas pendientes. Un besote

    ResponderEliminar
  9. No termina de llamarme esta vez.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Lo tengo descartado, jajaja, es que tengo muchas lecturas en casa y compro poco, sólo lo que me llama más la atención.

    bsos!

    ResponderEliminar
  11. Vaya reseña te has marcado! Esa rotundidad me ha servido para descartarla totalmente.

    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Hola, Erianod:

    Soy nueva por aquí y, si hay un huequito, me quedo por estos lares. Lo primero que te quería decir es que la portada del blog me ha gustado mucho. Qué no daría por subirme a un libro y volar así... Sería fascinante, ¿no? Sobre la reseña, la verdad es que con la sinopsis que has hecho, me había picado la curiosidad, pero luego se me han ido las ganas de leerla. Creo que en esta ocasión, dejaré pasar esta lectura porque eso de que no sea lo que promete... Pero ¡gracias por la reseña!

    Un saludo imaginativo...

    Patt

    ResponderEliminar
  13. Jo, pero esto de las trilogías me está matando... El libro me resulta tentador pero no sé. No estoy totalmente convencida. Besos

    ResponderEliminar
  14. Ay, hija mía; que libro más feo pero me gustó mucho hacer una lectura conjunta contigo y Cristina. Un besico

    ResponderEliminar