lunes, 1 de octubre de 2018

Amnesia




La última salida se coló inesperadamente, y por la puerta grande, en mi lista de thriller preferidos. No es de extrañar que su autor se haya convertido en un imprescindible para mi. Hoy mis impresiones de un thriller perturbador, Amnesiala última novela de Federico Axat



Sinopsis

A sus ventisiete años, John Brenner ya es un exalcohólico, está divorciado y tiene una hija de cuatro años a quien ve menos de lo que le gustaría. Una noche despierta en el suelo de su casa sin poder recordar absolutamente nada de las últimas horas. A su lado hay una botella de vodka vacía, una pistola y el cadáver de una chica joven y hermosa que no recuerda haber visto nunca antes. En su cabeza retumba sin cesar la misma pregunta: <<¿Soy el asesino o alguien llevó a cabo el montaje perfecto?>>

Todo parece indicar que le han tendido una trampa. John es un hombre sencillo, y no se imagina quién podría querer inculparlo de un asesinato. La respuesta solo podrá encontrarla él, escondida en su propia mente, e irá aflorando en una serie de sueños recurrentes donde la misteriosa chica lo sigue por el bosque repitiendo la misma frase perturbadora: <<Has olvidado algo>>



Impresiones

Y sí, Federico Axat lo ha vuelto a hacer. Hacía meses que no me daban las tres de la mañana pegada a un libro teniendo que madrugar al día siguiente. Pero así es Amnesia, adictiva y trepidante, perturbadora y asfixiante. Una lectura que te atrapa desde la primera página y que no deja de sorprenderte... Si bien, me ha gustado un pelín menos que La última salida, no deja de ser una novela diez. 


Nos trasladamos a Carnival Falls, una ciudad ficticia de Estados Unidos, donde reside John Brenner, un joven de 27 años, ex-alcohólico, divorciado y padre de una niña, para la que no es precisamente un padre ejemplar. La novela arranca al despertar nuestro protagonista en pleno escenario de un crimen. Un cadáver en el salón de su casa junto a una pistola y una botella de vodka vacía... Todo parece indicar que es el culpable. Pero no recuerda nada. Nada. 

No me negareis que el planteamiento no puede pintar mejor. Es inquietante, seductor... Yo al menos no pude resistirme a adentrarme en esta historia que apenas en dos sentadas me he leído. Totalmente atrapada, parecía que algún pegamento invisible no me dejaba soltar el libro. Es la magia de Federico Axat, un autor fascinante. Con su prosa ágil, sencilla y directa, su ritmo narrativo frenético y su maestría para crear historias absorbente, no es de extrañar que haya millones de adictos por todo el mundo a sus novelas. 

Cómo os decía, no solo es una novela con un comienzo potente, hay muchos puntos fuertes sobre los que se sostiene este thriller. Y quizás uno de los más destacados sean sus personajes. Federico Axat da vida a un elenco de personajes estudiados hasta el mínimo detalle. Son cercanos y sinceros, en cuanto a que se muestran sin máscaras, con sus luces y sombras. La relación que se va creando entre ellos y el lector es sumamente íntima y especial. Con esos "viajes al pasado" vamos conociendo mejor a la familia de Jonny y a sus amigos. Y todo sin dejar a un lado el ritmo frenético de una trama que esconde un secreto desconcertante, algo que se ha convertido ya en una seña de identidad. Hay muchas cosas en Federico Axat que me enamoran, y sus finales es una de ellas. Siempre, siempre, siempre te dejan con la boca bien abierta y una sonrisa en el corazón. ¡Menudo rato nos hace pasar!

En Amnesia, no solo encontraremos un thriller apasionante, también veremos como el autor aprovecha ciertos momentos para hablarnos de temas complejos como el funcionamiento de la memoria o la manipulación de la realidad, pero también sobre la lealtad, la amistad y los secretos... Y no, no voy a desvelaros más, cuando más desconocedores de la trama llegáis a sumergiros en sus páginas, más la disfrutareis. 

En definitiva, Amnesia es un thriller frenético, muy adictivo, con una trama absorbente y unos personajes perfectamente definidos. Una historia que atrapa, con un ritmo que nunca decae y un sin fin de giros inesperados. Una novela en la que nada es lo que parece... Y si decides adentrarte en ella mi consejo es simple, ten cuidado en quién decides confiar...


"Desperté envuelto en una bruma de confusión, como solía sucederme cada vez que me emborrachaba y caía rendido en otro sitio que no fuera mi propia cama. Esta vez estaba en el salón de mi casa, y al abrir los ojos descubrí el cadáver de una chica"



* Gracias a la editorial Destino por el ejemplar 

lunes, 24 de septiembre de 2018

Las hijas del capitán




No puedo evitarlo. Si hay una nueva novela de María Dueñas tiene que ser mía. Con sus luces y sombras, es una de mis autoras preferidas, y sus novelas, siempre terminan en mi estanterías. Hoy mis impresiones sobre Las hijas del Capitán


Sinopsis

Nueva York, 1936. La pequeña casa de comidas El Capitán arranca su andadura en la calle Catorce, uno de los enclaves de la colonia española que por entonces reside en la ciudad. La muerte accidental de su dueño, el tarambana Emilio Arenas, obliga a sus indomables hijas veinteañeras a tomar las riendas del negocio mientras en los tribunales se resuelve el cobro de una prometedora indemnización. Abatidas y acosadas por la urgente necesidad de sobrevivir, las temperamentales Victoria, Mona y Luz Arenas se abrirán paso entre rascacielos, compatriotas, adversidades y amores, decididas a convertir su sueño en realidad. 

Con una lectura tan ágil y envolvente como conmovedora, Las hijas del Capitán despliegan la historia de tres jóvenes españolas que se vieron obligadas a cruzar un océano, se asentaron en una urbe deslumbrante y lucharon con arrojo para encontrar su camino. Un tributo a las mujeres que resisten cuando los vientos soplan en contra y un homenaje a todos aquellos valientes que vivieron - y viven -  la aventura, a menudo épica y casi siempre incierta, de la emigración. 


Impresiones

Es inevitable. Hablar de María Dueñas es recordar una obra literaria que marcó un antes y un después en mí. Sí. Me refiero a El tiempo entre costuras. Si bien es cierto que por mucho que vuelvo a sumergirme en una historia narrada por ella, nunca es lo mismo. Supongo que es normal cuando alcanzas una cumbre tan alta y bella. Volver a conseguir crear una obra tan sublime no es sencillo. Y aunque recuerdo su última novela con bastante tristeza, ya que no consiguió atraparme ni un sólo instante, no puedo evitarlo. Novela que sale, novela que quiero. Y así llegó Las hijas del Capitán a casa... 

Nueva York, 1930. Si hoy en día impresiona con sus "gigantescos" edificios imaginaros a tres jóvenes que no conocían más mundo que su Málaga natal. La ciudad que nunca duerme, caótica, viva, trepidante... debe convertirse en su nuevo hogar. Sobrevivir no es tarea fácil, y menos cuando te sientes atrapada en una vida que no tenía que ser la tuya. Este es el panorama al que se tienen que enfrentar Victoria, Mona y Luz, cuando su madre, Remedios, le notifica harta de sus locuras, que se marchan junto a su padre, al otro lado del "charco" para ayudarle en el negocio familiar. Tal noticia no fue acogida precisamente con agrado. Obligadas a embarcar en esa nueva aventura, lo hacían con la esperanza de poder volver cuanto antes al sur, a su tierra. 

Pero la vida a veces te obliga a madurar a golpes, duros golpes, y pronto quedarán huérfanas en una ciudad que detestan con todo su ser. No conocen el idioma, tampoco sus costumbres. Y el negocio familiar es una auténtica ruina. Sumergidas en deudas, pero juntas, siempre juntas, las hermanas Arenas lucharán con uñas y dientes contra una ciudad que amenaza con devorarlas. 

Las hijas del capitán es una novela pausada, de las que hay que saborearlas con delicadeza. Escrita con una prosa magistral, dulce y delicada, elegante y exquisita... María Dueñas vuelve a alardear de su capacidad para cautivar con las palabras. Si bien la historia puede ser o no de nuestro agrado, solo con perderse entre sus palabras ya es un deleite más que necesario para cualquier amante de la literatura. 

En Las hijas del capitán nos encontramos ante una novela histórica por la que incluso se pasearán algunos personajes reales, tal es el caso de Carlos Gardel, Xavier Cugat o Alfonso de Borbón y Batternberg. A lo largo de sus más de seiscientas páginas seremos testigos de las ilusiones y anhelos de aquellos inmigrantes que tuvieron que buscar fortuna muy lejos de su patria, levantando con su sudor y esfuerzo una metrópolis de rascacielos infinitos. 

En esta novela coral en la que nos adentramos en la vida de tres  hermanas bastante rebeldes veremos como evolucionan hasta el punto de convertirse en mujeres fuertes, decididas y valientes. No será fácil encontrar su destino, pero lucharán hasta agotar sus fuerzas por conseguirlo. Las tres tienen el mismo peso narrativo, y sus vidas, entrelazadas, me han mantenido en vilo hasta el final de la narración. Si bien, con la que más he simpatizado ha sido con Mona. 

Pero sin lugar a dudas lo mejor de ésta novela es su exquisita ambientación. Sumergirse en sus páginas nos llevará a un fascinante viaje por la Nueva York de los años treinta, con sus luces y sombras, deslumbrante y aterradora. Por ello no puedo más que recomendaros la última novela de María Dueñas, con la que he vuelto a reconciliarme con ésta gran autora. 


"Él, que siempre había sido un verso suelto, un tiro al aire indiferente a los dioses, los himnos y las banderas, de una forma insconsciente se iba poco a poco reconcentrando en un entorno cada vez más cercano: replegándose hacia el núcleo de los que hablaban con sus mismas palabras procedían de un mapa común, adosándose al tuétano de aquella colonia de seres con los que compartía eso que los melancólicos llamaban patria"


* Gracias a la editorial Planeta por el ejemplar 

lunes, 17 de septiembre de 2018

El coronel no tiene quien le escriba




Hoy quiero hablaros sobre un clásico de la literatura contemporánea, El coronel no tiene quien le escriba de Gabriel García Márquez. Una pequeña joya literaria que bien se merece ser un imprescindible de cualquier biblioteca.


"Era octubre. Una mañana difícil de sortear, aun para un hombre como él que había sobrevivido a tantas mañanas como esa. Durante cincuenta y seis años -desde cuando terminó la última guerra civil- el coronel no había hecho nada distinto de esperar. Octubre era una de las pocas cosas que llegaban"


Sinopsis

Un viejo coronel retirado vive esperando el aviso de que le han concedido la pensión a la que tiene derecho por los servicios prestados a la patria. La espera dura ya quince años, y el coronel ha ido todos los viernes al puerto a esperar la llegada de la lancha que trae el correo, y siempre ha vuelto de vacío.

Impresiones

Cómo ya sabéis, estoy participando en el reto Me gustan los clásicos que organiza Francisco del blog Un lector indiscreto y esta lectura ha formado parte precisamente de ese propósito literario. Cuando en Enero confeccioné la lista tenía claro los libros que necesitaba casi con urgencia sacar de mi eterna lista de pendientes. El coronel no tiene quien le escriba de Gabriel García Marquéz era uno de ellos. Una obra muy cortita a la que aún no le había hecho hueco pese a las innumerables recomendaciones que me han hecho de ella. 

Cada viernes, el viejo coronal acude al puerto a recibir la lancha del correo. Quince largos años sin faltar ni un sólo viernes, con la esperanza de que llegará la carta en la que le conceden la pensión prometida por ser veterano de guerra. En su juventud, luchó bajo las órdenes de Aureliano Buendía en la guerra civil. Pero su heroísmo no le impide pasar su vejez malviviendo en una casa pobre, junto a su esposa enferma. Con los años han tenido que ir vendiendo sus pocas pertenencias de valor para conseguir algo de dinero, siempre esperando el deseado dinero prometido.  Pero ya solo les queda un gallo de pelea, herencia de su único hijo, al que asesinaron un año atrás. Pero aun queda lejos la temporada de peleas, donde se supone que ganará un buen pellizco gracias a las apuestas, convirtiéndose en un autentico sacrificio mantener al gallo con ellos. 

Su prosa envolvente, esa que me cautivó en libros como Cien años de soledad, vuelve a estar presente. Es de sus principales señas de identidad y personalmente, lo que más me atrae de este autor. Te puede llegar más o menos la historia que nos quiere contar pero solo la forma en la que lo cuenta ya es un auténtico deleite. 

El personaje principal es el Coronel, un hombre que pese a las miserias que ha conocido a lo largo de su vida, aun queda en él espacio para la esperanza. Su mujer es mucho más realista, enferma de asma, lucha por hacer entrar en razón al Coronel. Mientras esperan ese dinero prometido la enfermedad y el hambre la consumen sin que su marido deje de "soñar". Aunque por la novela se pasean otros personajes como el cartero, el médico o el rico del pueblo, son el Coronel y su esposa sus principales pilares narrativos. 

El coronel no tiene que le escriba es una novela sencilla, pero no me malinterpreten. Si la comparamos con otras novelas de autor observaremos que nos encontramos ante una estructura clásica, en la que los acontecimientos se ordenan cronológicamente. Una trama sin demasiados personajes y con un eje vertebrador muy definido. Y sobre todo, no se juega con sucesos imaginarios, como ocurre en otras obras, conocidas por su Realismo Mágico. Pero que no se pueda encasillar dentro de esa corriente no la hace menos atractiva. Al contrario, hace de esta novela una pequeña joya literaria, fresca, encantadora... El coronel es uno de esos personajes entrañables que calan bien profundo. Y la novela guarda en si grandes reflexiones sobre la esperanza, dignidad, ingenuidad y desamparo. De ahí que vuelva a matizar lo de "novela sencilla", pues para nada es una lectura fácil, sino más bien, accesible para un mayor público. 

Gabriel García Marquéz recrea con gran maestría una atmósfera de desesperación que nos inunda durante toda la lectura. Pero no es una lectura lacrimógena, pues el autor lo hace con tal sutileza, incluso elegancia. Por eso no puedo más que recomendar esta breve pero intensa novela, escriba con una prosa prodigiosa y un sentir conmovedor. El coronel no tiene quien le escriba llegó para quedarse en un lugar privilegiado de mi biblioteca. 

"- ¿Nada para el coronel? - El coronel sintió el terror. El administrador se echó el saco al hombro y bajó el anden y respondió sin volver la cabeza - El coronel no tiene quien le escriba"

lunes, 10 de septiembre de 2018

La casa de los amores imposibles



Cristina López Barrio me cautivó en Tierra de Brumas. Y desde entonces tenía La casa de los amores imposibles en mi punto de mira, pues decían las críticas que era su mejor obra. Hoy mis impresiones sobre esta novela fascinante que nos narra la historia de una saga de mujeres "malditas" que se han colado en mi corazón sin avisar. 



Sinopsis

Las mujeres Laguna han cargado con una terrible maldición desde el principio de su linaje: una tras otra sufren mal de amores y sólo dan a luz niñas que perpetúan esta cruel herencia. Pero cuando después de décadas de pasiones prohibidas y amores trágicos nace el primer varón, se abre la puerta de la esperanza. ¿Será este el fin de la maldición?


Impresiones

Esa placentera sensación de cerrar un libro que sabe que se ha colado por cada poro de tu piel... es todo un regalo. Y Cristina López Barrio lo ha conseguido en esta novela a la que llegue con unas expectativas altisimas y que han sido más que superadas. A lo largo de sus más de cuatrocientas páginas he descubierto la historia de una saga de mujeres malditas, las Lagunas, condenadas a sufrir mal de amores y parir hijas que tendrán ese mismo destino. Las diferentes mujeres Lagunas irán desfilando por una trama que se remonta a finales del siglo XIX con Clara, una joven rota por el amor de un hacendado andaluz que le robó el corazón, y el alma... De ojos color oro, es conocida por todos por su belleza desmesurada. Y el joven andaluz no pudo más que rendirse. Pero al terminar la temporada de caza, motivo por el que se hallaba en esas tierras lejanas, tiene que volver a su hogar dejando a Clara embarazada, aunque relativamente bien situada, pues le compra una casa, para limpiar su conciencia, al que todos comienzan a llamar la "casona roja".

Pero Clara no estará sola, cuenta con la compañía de su madre, la bruja Laguna, una curandera que lee el destino en los huesos del esqueleto de un gato y que se dedica a coser virgos. Aun así, podéis imaginar que para Clara, pese a conocer la maldición familiar, no fue fácil asumir su desgracia. Y así es como da vida a su peculiar "venganza", convertir la casona roja en el más prestigioso burdel de la región, esperando día y noche que el hacendado andaluz regresase para poder ser testigo. ¿Volverá? Eso ya lo dejaré para que lo descubráis vosotros mismo junto con la historia del resto de las Lagunas, Manuela, Olvido, Margarita... 

Así pues ésta novela está protagonizada por mujeres golpeadas por la vida. Con mejor o peor suerte, todas se sienten auténticas desgraciadas en lo que a asuntos del corazón se refiere. Pero todas y cada una de ellas, en su forma de ser, son auténticas leonas, protectoras de lo que consideran su clan, su desdichado clan... Aisladas de la sociedad, pues todos los habitantes de su pequeño pueblo conoce su desgracia, encuentran en ellas mismas la fuerza para seguir adelante. 

Es inevitable pensar en autores como Isabel Allende o Gabriel García Márquez cuando te sumerges en una novela de Cristina López Barrio. Ese estilo onírico, tan expresivo y poético, delicado y elegante... parece que estamos ante un cuento de hadas, pero donde se recoge toda la crudeza y realidad que esconde la vida. Esa constante mezcla entre realidad y ficción es una auténtica delicia, al igual que el uso de metáforas. No es una lectura sencilla, ni ágil. Requiere de nuestra atención plena para no perdernos en el relato, para no distraernos en detalles superfluos sin sacar todo el jugo que esconden... Pero no os asustéis, no es precisamente una lectura lenta. El ritmo narrativo no decae ni un instante, sucediéndose los acontecimientos sin cesar. No hay capítulos de relleno ni personajes sin sentido. Todo está calibrado, en su justa medida.

En cuanto al elenco de personajes solo puedo elogiarlo. Nos encontramos ante una estirpe de mujeres de gran temperamento, talladas por la crueldad de la vida. Son fuertes y todas guardan alguna que otra excentricidad. Pero no todas son personajes entrañables, para nada, las hay que llegaran incluso a provocarnos repulsión o al menos a mi me los ha producido el personaje de Manuela. 


En definitiva, La casa de los amores imposibles es la historia de una saga de mujeres malditas que luchará ante un destino marcado por el desamor. Una historia contada con una elegante exquisita, que se mueve entre la realidad y la magia, con una maestría impecable. 

"Algunas mañanas, Clara obligaba a su hija a sentarse bajo el dosel púrpura, y le hablaba de la maldición de la familia, de la desgracia helada que te licuaba los huesos, de las lágrimas como puñales, de las náuseas de un cuerpo vacío porque se le ha ido el alma"

* Gracias a la editorial Plaza & Janés por el ejemplar 

lunes, 3 de septiembre de 2018

Véneto



Viajar, descubrir, explorar... esa dulce tentación a la que intento rendirme al menos una vez al año. Los que os pasáis por este pequeño lugar de la blogosfera ya sabéis que soy historiadora del arte y amante de la literatura. Y viajar, es el culmen de mi triada de aficiones. 

Pero antes de profundizar en esta entrada "viajera" quería pediros disculpas por la reciente inactividad del blog. Ha sido un año de muchos cambios, personales y laborales, y no todos han sido precisamente positivos. A veces la vida te golpea tan duro que necesitas un tiempo para estar sola, y asimilar... Mis planes blogueros se vieron también afectados y a mediados de junio desaparecí. De blog, y casi de la vida... Pero septiembre me trae de vuelta, con más ganas que nunca de compartir con vosotros mis experiencias literarias. 

Y la primera entrada, cómo marca la tradición, es para hablaros un poquito de mis vacaciones. Este año le ha tocado a la región del Véneto. Muchos ya sabéis mi pasión por la bella Italia. Ésta es la cuarta vez que piso suelo italiano y ha sido para recorrer una región que llevaba demasiado tiempo en mi lista de deseos a cumplir. 

Venecia es sin lugar a dudas la joya de la corona. Pero hay otras pequeñas y desconocidas ciudades que bien merecen que le prestemos nuestra atención. Aterricé en Verona, la ciudad de Romeo y Julieta. Aunque sea conocida por ser el escenario de la famosa novela de Shakespeare he de confesaros que fue precisamente lo que menos me gustó, por la masificación turística. Verona es mucho más que ese mítico balcón de la casa de Julieta. Una ciudad bañada por las aguas del río Adagio, de bellas callejuelas, con un impresionante anfiteatro romano, conocido como "Arenas" y unas vistas que enamoran. Y si no, juzguen vosotros mismos.... 


Es una ciudad para relajarnos, saborear su rica gastronomía y perdernos por su numerosos restos medievales y renacentistas. Y si no tenéis demasiado tiempo que invertir no os preocupéis, con un día es suficiente para conocerla. Aunque los 40º que me acompañaron durante su visita casi acaban conmigo, y eso que soy de Sevilla, que a la calor estoy acostumbrada. 

Después de un día agotador pero muy bien aprovechado cogí mi maleta dirección a Venecia. No os negaré que llevaba bastante miedo a mis espaldas. Mis expectativas estaban por las nubes cuando decidí comprarme el vuelo, pero a medida que le contaba a mis conocidos mi próximo destino de vacaciones... mis ganas casi se esfumaron. Que si "huele mal", que si "está demasiado sucia", que si "no se puede pasear con tanto turista", que si es "una ruina"... que si.... que si... Pues si, hay muchos turistas, y sí, tiene cierto aspecto ruinoso, pero nada puede nublar, ni un poquito, la belleza que tiene esa ciudad de ensueño. El único olor que hizo presencia fue el de brisa marina. Si, turistas a reventar, pero al caer la tarde vuelven a sus hoteles a las fueras y entonces... la ciudad te acoge con dulzura para enseñarte sus más secretos encantos. (No os lo ocultaré, el alojamiento es bastante caro, pero solo por esa "intimidad" no solo merece la pena sino que la considero imprescindible). 

                                                        


La plaza de San Marco, el Puente de los Suspiros o Rialto, Santa María de la Salutte o La Galería Peggy Guggenheim son algunos de sus principales reclamos turísticos. Pero tras la elegante y sofisticada Venecia, la de mármol... existe una más auténtica, de canales, recovecos, esconchados... y es igual de encantadora. Precisamente son sus dos caras, tan distintas entre ellas, las que configuran una experiencia sensorial que os aseguro, no es fácil de olvidar. Y mención especial para el Gran Canal, al que os recomiendo que recorráis en vaporetto... de día, al atardecer y de noche... Hay que disfrutarlo en en pleno bullicio y bajo la intimidad que proporciona la oscuridad. No os cansareis de recorrerlo. 

Cerca de Venecia, a una hora y media en barco, se encuentra una isla bastante peculiar. Con sus casitas de colores, Burano es conocida por su producción de encaje de hilo. Es un remanso de paz, si la comparamos con la ajetreada Venecia. De por sí, el viaje en barco ya es una delicia y el pueblo bastante encantador. No tiene demasiado que ver, es más un paseo agradable por sus calles y visitar el campanario, notablemente inclinado. Pero si vas a estar más de dos días en Venecia puede ser un completo magnífico para vuestra visita. Cómo nota curiosa, dice la leyenda que las casitas estaban pintadas de diferentes colores para que los marineros pudiesen llegar hasta sus casas en los días de niebla. Dicho esto, no es una visita imprescindible, pero si recomendable si os sobra tiempo. A nosotros nos faltó visitar Murano, conocida por las fábricas de cristal. Pero se nos echó el tiempo encima... o cómo suelen decir, hay que dejar algo sin ver para así poder volver. Quiero pensar que fue lo segundo. 

Y tras tres inolvidables días en Venecia me marchaba con una el corazón lleno de bellos recuerdos y un caprichito en la maleta. Sí, una mascara veneciana que me encandiló. 






Pero aún no terminaba nuestra escapada. Teníamos un último destino antes de tomar el avión que nos traería de vuelta a casa. Cuando preparo un viaje me gusta dejar algo que ver en la recamara, por si todo sale sobre ruedas y nos sobra tiempo, y en ésta ocasión así ha sido. Con medio días por delante decidimos realizar una visita exprés a Padua, una pequeña ciudad que acoge uno de los centros religiosos más importantes de Italia. Allí, descansan los restos de San Antonio de Padua, en una iglesia sobrecogedora por su belleza y misticismo. 





 Ya han pasado varias semanas desde nuestro regreso pero tengo que admitir que sigo con la sonrisa puesta cada vez que lo recuerdo. El Véneto es una región hermosa que aguarda al visitante un sinfín de recovecos que descubrir. 


¿Volveré?

Eso espero...


viernes, 15 de junio de 2018

Anna Karénina




Todo un clásico de la literatura. La aclamada novela del escritor ruso Lev Tolstói ha sido demasiado tiempo uno de mis eternos pendientes y lo añadí en mi lista de propósitos literarios para el 2018. Hoy mis impresiones sobre la historia de la fascinante Anna Karénina


Sinopsis

La historia de Anna Karénina, junto a la de Madame Bovary, es uno de los adulterios más célebres de la literatura. El enamoramiento de la protagonista, casada con el alto funcionario Karenin, por el atractivo militar Vronski y el estrepitoso romance que con él vive son el eje de una novela que es mucho más que la pulida tragedia de una caída en desgracia: es un esmerado y delicado retrato de todo un tiempo y un lugar, la vivisección de una sociedad en la que la felicidad de algunos conviven con la desdicha de otros. 


Impresiones

Hay clásicos literarios que no podemos eludir. Al menos, si eres un apasionado de la literatura. Plumas que han pasado a la historia por su magistral prosa. Historias que han cautivado a lo largo de los años y que aún hoy, siguen haciéndolo. Y cuando ambas confluyen en las mismas páginas se hace la magia. 

Anna Karénina llegó a mi estantería en las pasadas navidades. Fue uno de los regalos literarios que me trajeron los Reyes Magos, muy bien informados de mi interés por los clásicos. Ya el año pasado participé en el Reto Nos gustan los clásicos, organizado por Francisco de un Lector Indiscreto, y éste no iba a ser menos. Entre mi lista de propósito se encontraba esta novela que ha cumplido con crece mis expectativas. Si bien, no es una novela para leer a la ligera, aconsejo que cuando decidáis sumergiros en sus páginas lo hagáis sin prisas. No es una novela para devorar, sino para saborear. Y muy lentamente...

Anna Karénina es la obra cumbre de Lev Tolstói. Una prosa exquisita, personajes perfectamente perfilados, una trama sugerente y diálogos inteligentes son los pilares fundamentales sobre los que se sostiene esta novela que ha pasado a nuestra historia de la literatura con paso firme y decidido. No es de extrañar. A lo largo de sus más de 1000 palabras se hace un recorrido no solo por la historia de amor de Anne y el apuesto militar Vronski sino también se convierte en un fiel retrato de la Rusia Imperial. 

Como os decía, uno de los puntos fuertes de esta novela son sus personajes. Perfectamente construidos, aquí no encontramos santos y villanos, sino que cada personaje se muestra con sus virtudes y defectos, un sinfín de matices que los enriquecen hasta limites insospechados. Detenerse a conocer, a empatizar con cada personaje que se pasea por esta novela es más que una tarea esencial, es imprescindible para disfrutarla en su plenitud. 

Nos encontramos ante una de las más célebres historias de adulterio de la literatura. Pasión, celos, ansias de libertad... son algunos de los sentimientos que envuelven a nuestros protagonistas, totalmente entregados a un destino al que no puede eludir. Cuando la pasión nace de lo más profundo de nuestra alma es imposible controlarla, y es lo que le pasa a Anna, que encuentra en el apuesto militar, esa llama de inquietud y felicidad que no le proporcionaba su tranquilo y rutinario matrimonio. Una unión que le dio estatus y riquezas pero que la tiene muerta en vida, sin ilusión, sin anhelos, sin esperanzas. Pero no es ninguna joven alocada, para nada, Anna se nos presenta como una mujer madura, de gran elocuencia y realmente bella. Pero incapaz de ceder las riendas ante un amor que le costará no solo su matrimonio, sino también, la custodia de su hijo, su única devoción en el mundo. Tendrá que luchar para conseguir el divorcio en una época demasiado opresiva para la mujer. Detractores no le faltarán a nuestra querida Anna... 

Anna Karénina con su gran fuerza devastadora, es la gran protagonista, pero no es el único personaje destacado en la narración. Aunque sea fácil caer en el error tras detenernos en el titulo de la novela, no es para nada así. El elenco de personajes de esta novela es sublime, gozando de especial relevancia el terrateniente Levin, un hombre que desprecia la vida en la ciudad, un fiel reflejo del propio escritor, Lev Tolstói , quien manifestó públicamente su rechazo ante las banalidades de las grandes urbes. Los diálogos y pensamientos protagonizados por Levin me han parecido una auténtica joya. Un personaje que está en constante debate ético, con ideas muy adelantadas a su tiempo... Una auténtica delicia detenerse a conocer mejor a este personaje.

Pero aunque me deshago en halagos hacía esta obra tengo que reconoceros que no es una novela fácil de leer. Las innumerables alusiones filosóficas, culturas y religiosas requieren que el lector conozca de antemano el contexto social en el que se basa la novela. No es una novela de masas, de hecho, conozco a muchos lectores que tras empezarla no han sido capaz de seguirla. Es lenta, no lo negaré. Pero merece la pena... Nos encontramos ante una auténtica obra maestra de la literatura. De calidad indudable, Anna Karénina  de Lev Tolstói  es un imprescindible. 


"Todas las familias felices se parecen unas a otras, cada familia desdichada lo es a su manera"


lunes, 28 de mayo de 2018

Los amantes de Praga




Las novelas ambientadas en la II Guerra Mundial tienen ese "no se qué" que las hace irresistibles para mi. Y si encima está ambientada en una de mis ciudades europeas favoritas... Pues sí, no tardó ni un suspiro en incorporarse a mi estantería. Hoy mis impresiones sobre Los amantes de Praga de Alyson Richman



Sinopsis

El amor en tiempos de guerra

Praga, 1938. Lenka, una joven estudiante de arte, se enamora perdidamente de Josef. Se casan, pero, a pesar de esperar un prometedor futuro juntos, sus sueños se hacen añicos ante la inminente invasión nazi y deciden huir a Estados Unidos. Sin embargo, en el último momento, Lenka decide quedarse, y los amantes se separan con la promesa de reunirse tan pronto como puedan. 

En Estados Unidos, Josef rehace su vida, aunque nunca olvidará a su primer y único amor, al que cree haber perdido para siempre. Mientras, en medio del horror de Tezerín y de Auschwitz, Lenka sobrevivirá gracias a la memoria de un marido al que cree que no volverá a ver y a su talento artístico, la única vía para dar color al horror y la forma a lo que no se puede describir con palabras. 

Separados por la guerra, pero unidos por el recuerdo, ahora, décadas más tardes, un inesperado encuentro en Nueva York les ofrece una segunda oportunidad...


Impresiones

Hacía tiempo que no devoraba una novela a tal velocidad. Últimamente el trabajo me tiene bastante absorbida, por desgracia. Los que pasáis asiduamente por este rincón de la blogosfera lo habréis notado, ya que ha bajado considerablemente la actividad del blog (y aprovecho para pediros disculpas). Y dicho esto... volvamos a lo que de verdad importa. 

Cómo os decía no pude resistirme a Los amantes de Praga, una novela ambientada en la II Guerra Mundial. En ella conoceremos la historia de Josef y Lenka, dos jóvenes judíos a los que le robaron un futuro prometedor. Él médico, ella pintora. Ambos de familias acomodadas, viven apaciblemente en la bella Praga hasta que la sombra del nazismo empieza a amenazar su seguridad. Poco a poco, la ciudad se convierte en una cruel trampa para los judíos. El mínimo gesto, la más simple acción... puede desencadenar reacciones adversas. Y cuando el miedo se instala en tu día a día no queda más que agachar la mirada y soñar con volverte invisible. 

No parece un escenario demasiado propicio para que nazca el amor. Pero la vida a veces tiene esas ironías, y entre tanto drama, ajenos quizás por su inocencia, quizás por su orgullo, nace una pareja destinada a vivir amargamente su historia. Y es que tanto Josef como Lenka se ven obligados a seguir a sus respectivas familias en el camino a la "supervivencia". Un camino que les separará por varias décadas. 

Los amantes de Praga arranca en Nueva York, con Josef asistiendo a la boda de su nieto. Cuando cree que la vida ya no puede regalarle nada más se encuentra de lleno con una dulce sorpresa: Lenka, su joven esposa, a la que creía víctima del Holocausto sigue viva. En el prólogo Alyson Richman nos desvelará los acontecimientos reales que han inspirado tanto a personajes como hechos ocurridos en la novela. Y es precisamente este reencuentro uno de ellos. Aunque hay que aclarar que no es una novela basada estrictamente en hechos reales, pero si se ha recurrido en ocasiones a ellos dotando a la novela de más encanto aún. Así que sí, recomiendo encarecidamente que una vez hayáis finalizado su lectura os detengáis unos últimos minutos en su prólogo. Descubriréis curiosidades muy interesantes. 

No quiero desvelaros demasiado de la trama. Ya con conocer el punto de arranque me parece más que suficiente para intrigar al lector. Y es que aunque nos han hablado muchisimo sobre este horripilante episodio de nuestra historia no me canso de sumergirme en él. A veces con lecturas más densas y profundas, otras con historias mas amenas y agradable. Los amantes de Praga pertenece a esta segunda categoría. Es una novela ambientada en la II Guerra Mundial, y aunque muchos capítulos transcurren en un campo de concentración, la historia se dulcifica en ciertos momentos, mostrando Alyson Richman gran maestría.  

Ante todo, Los amantes de Praga es una novela romántica, con tintes históricos, eso sí. Hay espacio para la realidad, pero también para la esperanza. Aunque nuestros protagonistas sufren, el lector no llega a sumergirse en una pena profunda, sino que nada sigilosamente hacia un final glorioso. Es curiosa esa sensación, pese al drama, podía sentir cierta calidez, una esperanza de que al final de sus vidas, Josef y Lenka hallarían la paz. Pese a todo lo robado, pese a casi ser aniquilados sentimentalmente. 

Y sin lugar a dudas, lo que más me ha gustado de Los amantes de Praga ha sido su Alyson Richman. Exquisita, elegante, sofisticada, dulce, sencilla e ingeniosa. Cada frase, cada párrafo cuidado con esmero y mimo. Una autentica delicia dejarse llevar entre sus palabras tejidas con tanto sentimiento. Me ha trasladado a mi adorada Praga, me ha sumergido en las almas de Josef y Lenka y si fuese poco, me ha regalado un inolvidable viaje por un periodo histórico que me fascina. Uno de esos libros que con los años volveré a leer. 

"Piensa que estás en un cálido estanque en verano -le dije-, con círculos concéntricos a tu alrededor. Rayos dorados de sol inundan tu cabello, acarician tu cara. Inhálalo, respíralo; jamás te dejará. Si colocas un rayo de sol entre las palmas de tus manos, se convierte en sombra; si atrapas luciérnagas en un frasco, mueren. Pero si amas como si tuvieras alas, siempre sentirás la emoción de estar suspendido en pleno vuelo."

* Gracias a la editorial Espasa por el ejemplar 

viernes, 11 de mayo de 2018

El futuro tiene tu nombre



El futuro tiene tu nombre llegó el pasado mes de abril a casa. Un dulce regalo de cumpleaños directo desde tierras valencianas gracias a Adicta Romántica, una de las mejores amigas que me ha regalado el blog. Hoy mis impresiones sobre esta novela de Brenna Watson


Sinopsis

¿Y si tu marido fuese tu peor enemigo?

¿Y si ni siquiera su muerte te librara de él?

Cuando el barón Hamilton fallece de forma inesperada, su viuda, la joven Marian Fillmore, cree que por fin se verá libre de un esposo abusivo y maltratador. Sin embargo, las condiciones que establece en su testamento la obligan a permanecer atada a un lugar al que odia y a su cuñada, tan cruel y despótica como su hermano. 

La llegada del hijo del barón, procedente de América, será la única luz de esperanza en el porvenir de Marian. Solo él podría cambiar su destino y el de las personas a las que ama, aunque el precio a pagar tal vez sea demasiado alto. 

Porque, ¿hasta dónde es ilícito sentirse atraída por el hijo de su difunto marido?


Impresiones

Hay libros que te intrigan con solo leer su sinopsis. El futuro tiene tu nombre es uno de ellos. Llevaba tiempo leyendo romántica ambientada en el presente y se me antojaba bastante irresistible viajar a un tiempo pasado... Así es como terminé en la Inglaterra de principios del siglo XIX de la mano de Marian, una joven viuda que ha sufrido lo inimaginable para su corta edad. Prácticamente fue vendida por su padre a un barón que se encapricho de su belleza y juventud pero las brutales palizas no tardaron en llegar. 

Pero este cruel destino está por terminar. O al menos eso piensa Marian al enterarse de la inesperada muerte del barón. Lo que no puede llegar a imaginar es que ni su desaparición física de la faz de la tierra le va a traer la paz y el consuelo que necesita. No. Su sufrimiento no ha hecho más que empezar. Alguien tan cruel el vida no era de extrañar que dejase bien encadenada a su esposa a una vida que detesta pero de la que no tiene fuerza para escapar. 

Pero en las tinieblas, nuestra Marian encontrar un rayo de sol. El hijo del barón, directo de Boston, ha llegado para hacerse cargo de los asuntos de sus padres y en él encontrará al mejor aliado. Un hombre sereno, honesto y de gran bondad que pronto arrasará el destrozado corazón de Marian con su calidez y sinceridad. 

Este es el punto de partida de El futuro tiene tu nombre de Brenna Watson, una novela romántica ambientada en la Inglaterra del siglo XIX. A través de sus trescientas páginas conoceremos la historia de Derek y Marian. Nos encontramos ante una sociedad que exigía a las mujeres mantener una reputación intachable. Una sociedad que juzga sin piedad, cuadriculada y bastante cruel. ¿Será capaz Marian de sobrevivir ante tanta presión? ¿Y Derek capaz dejar sus miedos y terrores atrás? Se avecinan días intensos, apasionados... y sembrados de mil dudas. ¿Hasta donde es ilícito sentirse atraido por el hijo de tu marido? ¿Por la mujer de tu padre?. 

Con El futuro tiene tu nombre se da a conocer Brenna Watson, una escritora a la que voy a seguir muy de cerca sin lugar a dudas. La novela está narrada en tercera persona, con una prosa ágil y sencilla. Brenna Watson mantiene un pulso narrativo bastante equilibrado, no hay altibajos, ni capítulos de relleno. Todo lo que sucede tiene su sentido y nos mantiene bien atrapados en la historia hasta conocer su desenlace. Es una novela ligera, entretenida, sin pretensiones pero que funciona a la perfección. Es dulce, alegre y fresca, sin caer en banalidades ni frivolidades.  

La autora mantiene un hilo temporal lineal, aunque existen algunos flashbacks que nos ofrecerán información sobre episodios acontecidos en el pasado que marcaron la vida de nuestros protagonistas. Los diálogos son breves, pero completamente necesarios para el transcurso de la historia. Y en cuanto a la ambientación, solo puedo decir que es exquisita. Nos trasladamos sin el más mínimo esfuerzo a esa Inglaterra de los salones, hipócrita, donde solo importan las apariencias. 

Y hasta aquí voy a llegar porque no quiero desvelaros más de esta dulce historia de amor. Una novela breve pero intensa que nos muestra las vicisitudes a las que se tienen que enfrentar dos jóvenes encorsetados por una sociedad asfixiante, sumergida en apariencias frívolas sin sentido. Así pues, no dudo en recomendaros El futuro tiene su nombre, seguro que no os defrauda. 


"Derek no podía explicarse por qué la negativa de Lady Hartford de acompañar a Thomas le había colocado una sonrisa idiota en el rostro. Ni siquiera era consciente de que la llevaba puesta hasta que se dio cuenta de que todo el mundo le sonreía por la calle, respondiendo a su gesto"