martes, 13 de noviembre de 2018

Los señores del tiempo




Hace unos años descubrí a Kraken, uno de esos personajes literarios que no saben pasar desapercibidos. Pronto me sumergí en su historia, y en la de otros personajes igualmente carismáticos como el abuelo, Alba, Estíbaliz... Hoy os hablo sobre Los señores del tiempo, la última entrega de la trilogía La ciudad blanca, de Eva Gª Sáenz de Urturi


Sinopsis

Vitoria, 2019. Los señores del tiempo, una novela ambientada en el medievo, se publica bajo un misterioso pseudónimo: Diego Veilaz.

Victoria, 1192. Diago Vela retorna a su villa después de dos años en una peligrosa misión encomendada por el rey Sancho VI y encuentra a su hermano Nagorno desposado con la que era su prometida, la intrigante Onneca de Maestu. 

Unai López de Ayala, Kraken, se enfrenta a unas desconcertantes muertes que son idénticas a los asesinatos descritos en la novela Los señores del tiempo. Las investigaciones llevarán a Kraken hasta el señor de la torre de Nograro, una casa-torre fortificada habitada desde hace mil años por el primogénito varón. Pero el reverso de tanta nobleza es la tendencia de los señores de la torre a padecer el trastorno de identidad múltiple, un detalle que arrastrará a Estíbaliz a vivir una arriesgada historia del amor. 

Unai López de Ayala acabará descubriendo que Los señores del tiempo tiene mucho que ver con su propio pasado. Y ese hallazgo cambiará su vida y la de su familia. 


Impresiones

Los señores del tiempo es el cierre de la trilogía La ciudad blanca que se inició en 2016. Tres novelas que me han trasladado a la ciudad de Vitoria, una ciudad bastante desconocida para mi, pero que ahora siento tan cercana... Y es gracias a su autora, Eva Gª Sáenz de Urturi, y esa habilidad para conseguir que las palabras cobren forma delante de tus ojos, y puedas sentir que te sumerges por sus calles, por su historia, por sus secretos. 

En esta novela Unai López de Ayala, más conocido por Kraken, se enfrenta a unas muertes muy desconcertantes, ya que siguen un modus operandi medieval. Y es que pocos días antes se ha publicado bajo el pseudónimo de Diego Veilaz en Los señores del tiempo, una épica novela histórica ambientada en el medievo, y alguien parece estar empeñado en asesinar siguiendo algunos episodios narrados en esa misma novela como el envenenamiento con mosca española o un encubamiento. 

No será un caso sencillo para Kraken, pues la crueldad de alguno de estos asesinatos llegará a tambalear sus cimientos. ¿Cuánto dolor y crueldad es capaz de soportar una persona sin que le afecte a su entorno familiar? No son tiempos fáciles para los habitantes de Vitoria, y mucho menos para nuestro protagonista, quién tendrá que enfrentarse a su peor pesadilla... 

Cómo os decía, la novela arranca con la presentación de una novela histórica que está causando sensación entre los lectores de la ciudad de Vitoria. Todo un éxito de ventas mediático donde el lector se traslada a la edad media. Nosotros lo haremos también, pues Los señores del tiempo alterna capítulos de esa ficticia novela protagonizada por Diago, con la novela en sí, la protagonizada por nuestro querido Kraken. Apuntes históricos que nos harán entender que está sucediendo en las calles de Vitoria y porque el asesino ha decidido dar vida a esa novela en concreto. No tengáis miedo, os puedo asegurar que se entremezclan a la perfección, y aunque los capítulos medievales son algo más lentos, no chirrían en absoluto dentro de la narración. Y esto no es algo fácil de conseguir, todo sea dicho. 

En cuanto al desenlace, todo un golpe maestro. Ha conseguido mantenerme en tensión hasta el final, con mis sospechas en constantes idas y venidas. Y no sólo me ha sorprendido la resolución del caso, sino también como la autora decide cerrar la historia de Kraken. Y hasta aquí puedo deciros, no quiero desvelaros nada importante. 

Los señores del tiempo cierran esta apasionante trilogía, donde su autora muestra esa capacidad innata que tiene para inundar cada una de las páginas de un escalofriante misterio. Su prosa ágil pero decidida, diálogos sencillos pero certeros, trama intensa y personajes magistrales se dan cita en una novela de esas que atrapa, seduce y embriaga al lector. Si bien, sigo pensando que la mejor novela de la trilogía es El silencio de la ciudad blanca, no puedo más que recomendaros que os adentréis en esta historia hasta sus ultimas consecuencias. Es una trilogía que no defrauda. 


- Joder, Esti. ¿Qué decimos siempre?: <<Cuando descartamos lo imposible, lo único que queda es..- ... lo improbable>> - remató. - Lo estadísticamente improbable, pero posible. Está documentado. 


* Gracias a la editorial Planeta por el ejemplar 

lunes, 29 de octubre de 2018

El maestro de las sombras




Conocí a Donato Carrisi en El cazador de la oscuridad, un thriller que me impactó de tal manera que nada más finalizarlo ya me había hecho con su anterior novela, El tribunal de las almas. Luego llegó La chica en la niebla, que aunque no continuaba la historia de Marcus y Sandra, acabó en mi estantería y con un huequito en mi corazón literario. Hoy os hablo de su última y muy esperada novela, El maestro de las sombras.


Sinopsis

La noche más oscura cae sobre Roma.

Año 1521. 
Nueve días antes de morir, el papa León X emite una bula que contiene un mandato solemne: <<Roma no debe nunca, nunca, nunca quedarse a oscuras.>>

Año 2017. 
Una tormenta sin precedentes azota la ciudad de Roma. Un rayo cae en una de las centrales eléctricas y las autoridades se ven obligadas a imponer un apagón total de veinticuatro horas. 

Con las tinieblas, un rastro de muertos aparece.


Impresiones

Una gran tormenta deja a la ciudad eterna sumergida en una escalofriante oscuridad. Una de las centrales eléctricas ha sufrido una avería que obliga a las autoridades a decretar veinticuatro horas sin electricidad. En pleno siglo XXI parece algo impensable... pero no hay más remedio. Mientras trabajan para subsanar el problema la noche amenaza a la ciudad. Con la llegada de las sombras el mal reinará en la ciudad, y aunque el Estado intenta que no cunda el pánico, ni siquiera la seguridad de tu propia casa puede salvarte. 

Con éste panorama asolando la ciudad, Matilde Frai, la madre de un niño desaparecido hace nueve años atrás, recibe la llamada de éste pidiéndole que vaya a por él, el obispo Gorda aparece muerto en sus habitación en unas circunstancias muy comprometidas para la Iglesia, un video donde se puede ver un asesinato llega a comisaria y el penitenciario Marcus se encuentra en una sala cerrada sin recordar cómo ha podido llegar allí. Una serie de acontecimientos que nos van a mantener en vilo hasta conocer su desenlace, gracias a la maestría de Donato Carrisi, un auténtico genio a la hora de mantener atrapar al lector. 

Con El maestro de la sombras volvemos a adentrarnos en la historia de Marcus y Sandra. El autor divide la novela en tres partes: El amanecer, el anochecer y de nuevo El amanecer. Y a su vez, está dividida en breves capítulos, narrados con una prosa sin florituras, sencilla, ágil, certera... La intensidad narrativa no decae ni por un segundo, creando una dulce necesidad de saber más y más y más. Muchos son las virtudes literarias de Donato Carrisi, pero sin lugar a dudas, yo me quedo con esa capacidad que tiene para atrapar el lector, no dejarle ni un respiro. Nunca han durado más de tres tardes sus novelas en mis manos, y no es que sean cortas precisamente. 

Otro de los puntos fuertes de ésta novela es su ambientación. La asfixiante y oscura atmósfera que consigue crear en El maestro de las sombras es magistral. Realmente produce una sensación claustrofóbica completamente deliciosa. Adentrarte en sus páginas es como deslizarte por una película, es tan visual que te sientes un testigo privilegiado. La lluvia constante y la oscuridad más terrorífica consiguen calar bien profundo en nuestro ánimo, sintiéndonos tan asustados e indefensos como si realmente estuviésemos perdidos por las calles de la ciudad eterna esa oscura noche. 

El maestro de las sombras es la tercera entrega de una serie protagonizada por Marcus y Sandra Vega. Él es un penitenciario que resuelve crímenes para el Tribunal de las Almas gracias a su don para encontrar anomalías. No es precisamente un sacerdote típico, como podéis ver. Sandra es fotógrafa forense y tiene una habilidad especial para detectar en una escena de un crimen aquello que está fuera de lugar. Si bien las dos primeras entregas de la serie son independientes, si es conveniente leer al menos la segunda y tercera en dicho orden. 

Y hasta aquí voy a llegar, es una serie que bien merece una oportunidad si aún no la conoces. Cada nueva publicación está bien marcada en mi calendario literario y es que Donato Carrisi se ha convertido en uno de mis autores imprescindibles. De esos que nunca fallan. No se lo piensen más, no se van a arrepentir. 


"Estaba previsto que la energía eléctrica quedara interrumpida a las siete y cuarenta y uno de la mañana. Desde ese momento, Roma se precipitaría a una nueva Edad Media."



* Gracias a la editorial Duomo por el ejemplar 

viernes, 19 de octubre de 2018

La madre




Hace dos años que conocí a Fiona Barton en La viuda, un thriller al que llegué por casualidad y que me sorprendió bastante. Así que al ver su nombre entre las novedades de la editorial Planeta no me lo pensé demasiado. Hoy mis impresiones sobre su última novela, La madre


Sinopsis

Un escueto párrafo en el periódico informa sobre una noticia que se remonta a décadas atrás. La mayor parte de los lectores la pasarán por alto. Para tres mujeres, sin embargo, es imposible de ignorar. 

Para Angela es el recuerdo de lo peor que le ha pasado en la vida. 

Para Emma, la peligrosa posibilidad de que su secreto más oculto sea revelado. 

Para la periodista Kate Waters, la primera pista en una carrera para descubrir la verdad. 

Secretos guardados durante años, enterrados bajo tierra y en el fondo del corazón saldrán a la luz para cambiar tres vidas para siempre. 


Impresiones

Los restos de un bebé aparecen durante las obras de demolición de un edificio en Londres. La prensa no parece darle demasiada importancia pero esa noticia que aparentemente pasa desapercibida, cambiará la vida de tres mujeres, por muy distintos motivos. Angela, Emma y Kate son las tres protagonistas de esta historia de secretos silenciados. A la periodista Kate ya la conocimos en La viuda y en esta ocasión será quién nos guié en la investigación para hallar la respuesta a tan escalofriante pregunta... ¿Quién es la madre de ese bebé?

La madre es una novela de suspense psicológico de esas que atrapa en sus primeras páginas y no te suelta fácilmente. La intensidad narrativa es constante, sin capítulos de relleno ni tiempo casi para asimilar cada nuevo secreto descubierto. Y aunque en un primer momento lo único que queremos saber es la identidad del bebé, pronto se abre tal abanico de historias entrelazadas que el lector no puede más que dejarse llevar y disfrutar de sus giros inesperados. Es una novela tremendamente emocional. Y aunque su final puede llegar a ser algo predecible en cierto momento, no le resta nada de emotividad al conmovedor desenlace. 

Aunque Kate tiene un papel predominante en la novela, conoceremos también a Angela y Emma, y en un segundo plano a Jude, la madre de Emma. Es una novela por la que se pasean pocos personajes masculinos, pero colocados justo donde tienen que estar. Tengo que reconoceros que me ha sorprendido muy gratamente el elenco de personajes, perfilados con gran maestría. Fiona Barton consigue desde el principio que conectemos tanto con Angela como con Emma. Y nos permite conocer mejor a una Kate apasionada y tenaz. Sin lugar a dudas, uno de los puntos fuertes de la novela es el perfil psicológico de sus personajes, pues son cercanos, reales... 

La novela está narrada con una prosa sencilla, ágil y directa. Se estructura en capítulos breve, bastante intensos, donde se va alternando los narradores. Predomina el narrador en tercera persona, siendo solo los capítulos protagonizados por Emma los únicos narrados en primera persona. Este recurso me ha parecido todo un acierto ya que nos encontramos ante un personaje atormentado por su pasado y es una forma de conectar más con ella, conociéndola sin intermediarios. Nos convertiremos en testigo de sus miedos y más profundos secretos. Y la acompañaremos en su dolor... 

Así pues, no me queda más que recomendaros este emotivo thriller psicológico. La madre entretiene, emociona y atrapa, por su interesante historia y sus personajes redondos. Te seguiré la pista muy de cerca Fiona Barton


"Odio verme de improvisto. A veces ni siquiera me reconozco. Crees saber qué aspecto tienes y de repente te encuentras a esa desconocida mirándote fijamente. A veces incluso me asusto."




* Gracias a la editorial Planeta por el ejemplar 

lunes, 1 de octubre de 2018

Amnesia




La última salida se coló inesperadamente, y por la puerta grande, en mi lista de thriller preferidos. No es de extrañar que su autor se haya convertido en un imprescindible para mi. Hoy mis impresiones de un thriller perturbador, Amnesiala última novela de Federico Axat



Sinopsis

A sus ventisiete años, John Brenner ya es un exalcohólico, está divorciado y tiene una hija de cuatro años a quien ve menos de lo que le gustaría. Una noche despierta en el suelo de su casa sin poder recordar absolutamente nada de las últimas horas. A su lado hay una botella de vodka vacía, una pistola y el cadáver de una chica joven y hermosa que no recuerda haber visto nunca antes. En su cabeza retumba sin cesar la misma pregunta: <<¿Soy el asesino o alguien llevó a cabo el montaje perfecto?>>

Todo parece indicar que le han tendido una trampa. John es un hombre sencillo, y no se imagina quién podría querer inculparlo de un asesinato. La respuesta solo podrá encontrarla él, escondida en su propia mente, e irá aflorando en una serie de sueños recurrentes donde la misteriosa chica lo sigue por el bosque repitiendo la misma frase perturbadora: <<Has olvidado algo>>



Impresiones

Y sí, Federico Axat lo ha vuelto a hacer. Hacía meses que no me daban las tres de la mañana pegada a un libro teniendo que madrugar al día siguiente. Pero así es Amnesia, adictiva y trepidante, perturbadora y asfixiante. Una lectura que te atrapa desde la primera página y que no deja de sorprenderte... Si bien, me ha gustado un pelín menos que La última salida, no deja de ser una novela diez. 


Nos trasladamos a Carnival Falls, una ciudad ficticia de Estados Unidos, donde reside John Brenner, un joven de 27 años, ex-alcohólico, divorciado y padre de una niña, para la que no es precisamente un padre ejemplar. La novela arranca al despertar nuestro protagonista en pleno escenario de un crimen. Un cadáver en el salón de su casa junto a una pistola y una botella de vodka vacía... Todo parece indicar que es el culpable. Pero no recuerda nada. Nada. 

No me negareis que el planteamiento no puede pintar mejor. Es inquietante, seductor... Yo al menos no pude resistirme a adentrarme en esta historia que apenas en dos sentadas me he leído. Totalmente atrapada, parecía que algún pegamento invisible no me dejaba soltar el libro. Es la magia de Federico Axat, un autor fascinante. Con su prosa ágil, sencilla y directa, su ritmo narrativo frenético y su maestría para crear historias absorbente, no es de extrañar que haya millones de adictos por todo el mundo a sus novelas. 

Cómo os decía, no solo es una novela con un comienzo potente, hay muchos puntos fuertes sobre los que se sostiene este thriller. Y quizás uno de los más destacados sean sus personajes. Federico Axat da vida a un elenco de personajes estudiados hasta el mínimo detalle. Son cercanos y sinceros, en cuanto a que se muestran sin máscaras, con sus luces y sombras. La relación que se va creando entre ellos y el lector es sumamente íntima y especial. Con esos "viajes al pasado" vamos conociendo mejor a la familia de Jonny y a sus amigos. Y todo sin dejar a un lado el ritmo frenético de una trama que esconde un secreto desconcertante, algo que se ha convertido ya en una seña de identidad. Hay muchas cosas en Federico Axat que me enamoran, y sus finales es una de ellas. Siempre, siempre, siempre te dejan con la boca bien abierta y una sonrisa en el corazón. ¡Menudo rato nos hace pasar!

En Amnesia, no solo encontraremos un thriller apasionante, también veremos como el autor aprovecha ciertos momentos para hablarnos de temas complejos como el funcionamiento de la memoria o la manipulación de la realidad, pero también sobre la lealtad, la amistad y los secretos... Y no, no voy a desvelaros más, cuando más desconocedores de la trama llegáis a sumergiros en sus páginas, más la disfrutareis. 

En definitiva, Amnesia es un thriller frenético, muy adictivo, con una trama absorbente y unos personajes perfectamente definidos. Una historia que atrapa, con un ritmo que nunca decae y un sin fin de giros inesperados. Una novela en la que nada es lo que parece... Y si decides adentrarte en ella mi consejo es simple, ten cuidado en quién decides confiar...


"Desperté envuelto en una bruma de confusión, como solía sucederme cada vez que me emborrachaba y caía rendido en otro sitio que no fuera mi propia cama. Esta vez estaba en el salón de mi casa, y al abrir los ojos descubrí el cadáver de una chica"



* Gracias a la editorial Destino por el ejemplar 

lunes, 24 de septiembre de 2018

Las hijas del capitán




No puedo evitarlo. Si hay una nueva novela de María Dueñas tiene que ser mía. Con sus luces y sombras, es una de mis autoras preferidas, y sus novelas, siempre terminan en mi estanterías. Hoy mis impresiones sobre Las hijas del Capitán


Sinopsis

Nueva York, 1936. La pequeña casa de comidas El Capitán arranca su andadura en la calle Catorce, uno de los enclaves de la colonia española que por entonces reside en la ciudad. La muerte accidental de su dueño, el tarambana Emilio Arenas, obliga a sus indomables hijas veinteañeras a tomar las riendas del negocio mientras en los tribunales se resuelve el cobro de una prometedora indemnización. Abatidas y acosadas por la urgente necesidad de sobrevivir, las temperamentales Victoria, Mona y Luz Arenas se abrirán paso entre rascacielos, compatriotas, adversidades y amores, decididas a convertir su sueño en realidad. 

Con una lectura tan ágil y envolvente como conmovedora, Las hijas del Capitán despliegan la historia de tres jóvenes españolas que se vieron obligadas a cruzar un océano, se asentaron en una urbe deslumbrante y lucharon con arrojo para encontrar su camino. Un tributo a las mujeres que resisten cuando los vientos soplan en contra y un homenaje a todos aquellos valientes que vivieron - y viven -  la aventura, a menudo épica y casi siempre incierta, de la emigración. 


Impresiones

Es inevitable. Hablar de María Dueñas es recordar una obra literaria que marcó un antes y un después en mí. Sí. Me refiero a El tiempo entre costuras. Si bien es cierto que por mucho que vuelvo a sumergirme en una historia narrada por ella, nunca es lo mismo. Supongo que es normal cuando alcanzas una cumbre tan alta y bella. Volver a conseguir crear una obra tan sublime no es sencillo. Y aunque recuerdo su última novela con bastante tristeza, ya que no consiguió atraparme ni un sólo instante, no puedo evitarlo. Novela que sale, novela que quiero. Y así llegó Las hijas del Capitán a casa... 

Nueva York, 1930. Si hoy en día impresiona con sus "gigantescos" edificios imaginaros a tres jóvenes que no conocían más mundo que su Málaga natal. La ciudad que nunca duerme, caótica, viva, trepidante... debe convertirse en su nuevo hogar. Sobrevivir no es tarea fácil, y menos cuando te sientes atrapada en una vida que no tenía que ser la tuya. Este es el panorama al que se tienen que enfrentar Victoria, Mona y Luz, cuando su madre, Remedios, le notifica harta de sus locuras, que se marchan junto a su padre, al otro lado del "charco" para ayudarle en el negocio familiar. Tal noticia no fue acogida precisamente con agrado. Obligadas a embarcar en esa nueva aventura, lo hacían con la esperanza de poder volver cuanto antes al sur, a su tierra. 

Pero la vida a veces te obliga a madurar a golpes, duros golpes, y pronto quedarán huérfanas en una ciudad que detestan con todo su ser. No conocen el idioma, tampoco sus costumbres. Y el negocio familiar es una auténtica ruina. Sumergidas en deudas, pero juntas, siempre juntas, las hermanas Arenas lucharán con uñas y dientes contra una ciudad que amenaza con devorarlas. 

Las hijas del capitán es una novela pausada, de las que hay que saborearlas con delicadeza. Escrita con una prosa magistral, dulce y delicada, elegante y exquisita... María Dueñas vuelve a alardear de su capacidad para cautivar con las palabras. Si bien la historia puede ser o no de nuestro agrado, solo con perderse entre sus palabras ya es un deleite más que necesario para cualquier amante de la literatura. 

En Las hijas del capitán nos encontramos ante una novela histórica por la que incluso se pasearán algunos personajes reales, tal es el caso de Carlos Gardel, Xavier Cugat o Alfonso de Borbón y Batternberg. A lo largo de sus más de seiscientas páginas seremos testigos de las ilusiones y anhelos de aquellos inmigrantes que tuvieron que buscar fortuna muy lejos de su patria, levantando con su sudor y esfuerzo una metrópolis de rascacielos infinitos. 

En esta novela coral en la que nos adentramos en la vida de tres  hermanas bastante rebeldes veremos como evolucionan hasta el punto de convertirse en mujeres fuertes, decididas y valientes. No será fácil encontrar su destino, pero lucharán hasta agotar sus fuerzas por conseguirlo. Las tres tienen el mismo peso narrativo, y sus vidas, entrelazadas, me han mantenido en vilo hasta el final de la narración. Si bien, con la que más he simpatizado ha sido con Mona. 

Pero sin lugar a dudas lo mejor de ésta novela es su exquisita ambientación. Sumergirse en sus páginas nos llevará a un fascinante viaje por la Nueva York de los años treinta, con sus luces y sombras, deslumbrante y aterradora. Por ello no puedo más que recomendaros la última novela de María Dueñas, con la que he vuelto a reconciliarme con ésta gran autora. 


"Él, que siempre había sido un verso suelto, un tiro al aire indiferente a los dioses, los himnos y las banderas, de una forma insconsciente se iba poco a poco reconcentrando en un entorno cada vez más cercano: replegándose hacia el núcleo de los que hablaban con sus mismas palabras procedían de un mapa común, adosándose al tuétano de aquella colonia de seres con los que compartía eso que los melancólicos llamaban patria"


* Gracias a la editorial Planeta por el ejemplar 

lunes, 17 de septiembre de 2018

El coronel no tiene quien le escriba




Hoy quiero hablaros sobre un clásico de la literatura contemporánea, El coronel no tiene quien le escriba de Gabriel García Márquez. Una pequeña joya literaria que bien se merece ser un imprescindible de cualquier biblioteca.


"Era octubre. Una mañana difícil de sortear, aun para un hombre como él que había sobrevivido a tantas mañanas como esa. Durante cincuenta y seis años -desde cuando terminó la última guerra civil- el coronel no había hecho nada distinto de esperar. Octubre era una de las pocas cosas que llegaban"


Sinopsis

Un viejo coronel retirado vive esperando el aviso de que le han concedido la pensión a la que tiene derecho por los servicios prestados a la patria. La espera dura ya quince años, y el coronel ha ido todos los viernes al puerto a esperar la llegada de la lancha que trae el correo, y siempre ha vuelto de vacío.

Impresiones

Cómo ya sabéis, estoy participando en el reto Me gustan los clásicos que organiza Francisco del blog Un lector indiscreto y esta lectura ha formado parte precisamente de ese propósito literario. Cuando en Enero confeccioné la lista tenía claro los libros que necesitaba casi con urgencia sacar de mi eterna lista de pendientes. El coronel no tiene quien le escriba de Gabriel García Marquéz era uno de ellos. Una obra muy cortita a la que aún no le había hecho hueco pese a las innumerables recomendaciones que me han hecho de ella. 

Cada viernes, el viejo coronal acude al puerto a recibir la lancha del correo. Quince largos años sin faltar ni un sólo viernes, con la esperanza de que llegará la carta en la que le conceden la pensión prometida por ser veterano de guerra. En su juventud, luchó bajo las órdenes de Aureliano Buendía en la guerra civil. Pero su heroísmo no le impide pasar su vejez malviviendo en una casa pobre, junto a su esposa enferma. Con los años han tenido que ir vendiendo sus pocas pertenencias de valor para conseguir algo de dinero, siempre esperando el deseado dinero prometido.  Pero ya solo les queda un gallo de pelea, herencia de su único hijo, al que asesinaron un año atrás. Pero aun queda lejos la temporada de peleas, donde se supone que ganará un buen pellizco gracias a las apuestas, convirtiéndose en un autentico sacrificio mantener al gallo con ellos. 

Su prosa envolvente, esa que me cautivó en libros como Cien años de soledad, vuelve a estar presente. Es de sus principales señas de identidad y personalmente, lo que más me atrae de este autor. Te puede llegar más o menos la historia que nos quiere contar pero solo la forma en la que lo cuenta ya es un auténtico deleite. 

El personaje principal es el Coronel, un hombre que pese a las miserias que ha conocido a lo largo de su vida, aun queda en él espacio para la esperanza. Su mujer es mucho más realista, enferma de asma, lucha por hacer entrar en razón al Coronel. Mientras esperan ese dinero prometido la enfermedad y el hambre la consumen sin que su marido deje de "soñar". Aunque por la novela se pasean otros personajes como el cartero, el médico o el rico del pueblo, son el Coronel y su esposa sus principales pilares narrativos. 

El coronel no tiene que le escriba es una novela sencilla, pero no me malinterpreten. Si la comparamos con otras novelas de autor observaremos que nos encontramos ante una estructura clásica, en la que los acontecimientos se ordenan cronológicamente. Una trama sin demasiados personajes y con un eje vertebrador muy definido. Y sobre todo, no se juega con sucesos imaginarios, como ocurre en otras obras, conocidas por su Realismo Mágico. Pero que no se pueda encasillar dentro de esa corriente no la hace menos atractiva. Al contrario, hace de esta novela una pequeña joya literaria, fresca, encantadora... El coronel es uno de esos personajes entrañables que calan bien profundo. Y la novela guarda en si grandes reflexiones sobre la esperanza, dignidad, ingenuidad y desamparo. De ahí que vuelva a matizar lo de "novela sencilla", pues para nada es una lectura fácil, sino más bien, accesible para un mayor público. 

Gabriel García Marquéz recrea con gran maestría una atmósfera de desesperación que nos inunda durante toda la lectura. Pero no es una lectura lacrimógena, pues el autor lo hace con tal sutileza, incluso elegancia. Por eso no puedo más que recomendar esta breve pero intensa novela, escriba con una prosa prodigiosa y un sentir conmovedor. El coronel no tiene quien le escriba llegó para quedarse en un lugar privilegiado de mi biblioteca. 

"- ¿Nada para el coronel? - El coronel sintió el terror. El administrador se echó el saco al hombro y bajó el anden y respondió sin volver la cabeza - El coronel no tiene quien le escriba"

lunes, 10 de septiembre de 2018

La casa de los amores imposibles



Cristina López Barrio me cautivó en Tierra de Brumas. Y desde entonces tenía La casa de los amores imposibles en mi punto de mira, pues decían las críticas que era su mejor obra. Hoy mis impresiones sobre esta novela fascinante que nos narra la historia de una saga de mujeres "malditas" que se han colado en mi corazón sin avisar. 



Sinopsis

Las mujeres Laguna han cargado con una terrible maldición desde el principio de su linaje: una tras otra sufren mal de amores y sólo dan a luz niñas que perpetúan esta cruel herencia. Pero cuando después de décadas de pasiones prohibidas y amores trágicos nace el primer varón, se abre la puerta de la esperanza. ¿Será este el fin de la maldición?


Impresiones

Esa placentera sensación de cerrar un libro que sabe que se ha colado por cada poro de tu piel... es todo un regalo. Y Cristina López Barrio lo ha conseguido en esta novela a la que llegue con unas expectativas altisimas y que han sido más que superadas. A lo largo de sus más de cuatrocientas páginas he descubierto la historia de una saga de mujeres malditas, las Lagunas, condenadas a sufrir mal de amores y parir hijas que tendrán ese mismo destino. Las diferentes mujeres Lagunas irán desfilando por una trama que se remonta a finales del siglo XIX con Clara, una joven rota por el amor de un hacendado andaluz que le robó el corazón, y el alma... De ojos color oro, es conocida por todos por su belleza desmesurada. Y el joven andaluz no pudo más que rendirse. Pero al terminar la temporada de caza, motivo por el que se hallaba en esas tierras lejanas, tiene que volver a su hogar dejando a Clara embarazada, aunque relativamente bien situada, pues le compra una casa, para limpiar su conciencia, al que todos comienzan a llamar la "casona roja".

Pero Clara no estará sola, cuenta con la compañía de su madre, la bruja Laguna, una curandera que lee el destino en los huesos del esqueleto de un gato y que se dedica a coser virgos. Aun así, podéis imaginar que para Clara, pese a conocer la maldición familiar, no fue fácil asumir su desgracia. Y así es como da vida a su peculiar "venganza", convertir la casona roja en el más prestigioso burdel de la región, esperando día y noche que el hacendado andaluz regresase para poder ser testigo. ¿Volverá? Eso ya lo dejaré para que lo descubráis vosotros mismo junto con la historia del resto de las Lagunas, Manuela, Olvido, Margarita... 

Así pues ésta novela está protagonizada por mujeres golpeadas por la vida. Con mejor o peor suerte, todas se sienten auténticas desgraciadas en lo que a asuntos del corazón se refiere. Pero todas y cada una de ellas, en su forma de ser, son auténticas leonas, protectoras de lo que consideran su clan, su desdichado clan... Aisladas de la sociedad, pues todos los habitantes de su pequeño pueblo conoce su desgracia, encuentran en ellas mismas la fuerza para seguir adelante. 

Es inevitable pensar en autores como Isabel Allende o Gabriel García Márquez cuando te sumerges en una novela de Cristina López Barrio. Ese estilo onírico, tan expresivo y poético, delicado y elegante... parece que estamos ante un cuento de hadas, pero donde se recoge toda la crudeza y realidad que esconde la vida. Esa constante mezcla entre realidad y ficción es una auténtica delicia, al igual que el uso de metáforas. No es una lectura sencilla, ni ágil. Requiere de nuestra atención plena para no perdernos en el relato, para no distraernos en detalles superfluos sin sacar todo el jugo que esconden... Pero no os asustéis, no es precisamente una lectura lenta. El ritmo narrativo no decae ni un instante, sucediéndose los acontecimientos sin cesar. No hay capítulos de relleno ni personajes sin sentido. Todo está calibrado, en su justa medida.

En cuanto al elenco de personajes solo puedo elogiarlo. Nos encontramos ante una estirpe de mujeres de gran temperamento, talladas por la crueldad de la vida. Son fuertes y todas guardan alguna que otra excentricidad. Pero no todas son personajes entrañables, para nada, las hay que llegaran incluso a provocarnos repulsión o al menos a mi me los ha producido el personaje de Manuela. 


En definitiva, La casa de los amores imposibles es la historia de una saga de mujeres malditas que luchará ante un destino marcado por el desamor. Una historia contada con una elegante exquisita, que se mueve entre la realidad y la magia, con una maestría impecable. 

"Algunas mañanas, Clara obligaba a su hija a sentarse bajo el dosel púrpura, y le hablaba de la maldición de la familia, de la desgracia helada que te licuaba los huesos, de las lágrimas como puñales, de las náuseas de un cuerpo vacío porque se le ha ido el alma"

* Gracias a la editorial Plaza & Janés por el ejemplar 

lunes, 3 de septiembre de 2018

Véneto



Viajar, descubrir, explorar... esa dulce tentación a la que intento rendirme al menos una vez al año. Los que os pasáis por este pequeño lugar de la blogosfera ya sabéis que soy historiadora del arte y amante de la literatura. Y viajar, es el culmen de mi triada de aficiones. 

Pero antes de profundizar en esta entrada "viajera" quería pediros disculpas por la reciente inactividad del blog. Ha sido un año de muchos cambios, personales y laborales, y no todos han sido precisamente positivos. A veces la vida te golpea tan duro que necesitas un tiempo para estar sola, y asimilar... Mis planes blogueros se vieron también afectados y a mediados de junio desaparecí. De blog, y casi de la vida... Pero septiembre me trae de vuelta, con más ganas que nunca de compartir con vosotros mis experiencias literarias. 

Y la primera entrada, cómo marca la tradición, es para hablaros un poquito de mis vacaciones. Este año le ha tocado a la región del Véneto. Muchos ya sabéis mi pasión por la bella Italia. Ésta es la cuarta vez que piso suelo italiano y ha sido para recorrer una región que llevaba demasiado tiempo en mi lista de deseos a cumplir. 

Venecia es sin lugar a dudas la joya de la corona. Pero hay otras pequeñas y desconocidas ciudades que bien merecen que le prestemos nuestra atención. Aterricé en Verona, la ciudad de Romeo y Julieta. Aunque sea conocida por ser el escenario de la famosa novela de Shakespeare he de confesaros que fue precisamente lo que menos me gustó, por la masificación turística. Verona es mucho más que ese mítico balcón de la casa de Julieta. Una ciudad bañada por las aguas del río Adagio, de bellas callejuelas, con un impresionante anfiteatro romano, conocido como "Arenas" y unas vistas que enamoran. Y si no, juzguen vosotros mismos.... 


Es una ciudad para relajarnos, saborear su rica gastronomía y perdernos por su numerosos restos medievales y renacentistas. Y si no tenéis demasiado tiempo que invertir no os preocupéis, con un día es suficiente para conocerla. Aunque los 40º que me acompañaron durante su visita casi acaban conmigo, y eso que soy de Sevilla, que a la calor estoy acostumbrada. 

Después de un día agotador pero muy bien aprovechado cogí mi maleta dirección a Venecia. No os negaré que llevaba bastante miedo a mis espaldas. Mis expectativas estaban por las nubes cuando decidí comprarme el vuelo, pero a medida que le contaba a mis conocidos mi próximo destino de vacaciones... mis ganas casi se esfumaron. Que si "huele mal", que si "está demasiado sucia", que si "no se puede pasear con tanto turista", que si es "una ruina"... que si.... que si... Pues si, hay muchos turistas, y sí, tiene cierto aspecto ruinoso, pero nada puede nublar, ni un poquito, la belleza que tiene esa ciudad de ensueño. El único olor que hizo presencia fue el de brisa marina. Si, turistas a reventar, pero al caer la tarde vuelven a sus hoteles a las fueras y entonces... la ciudad te acoge con dulzura para enseñarte sus más secretos encantos. (No os lo ocultaré, el alojamiento es bastante caro, pero solo por esa "intimidad" no solo merece la pena sino que la considero imprescindible). 

                                                        


La plaza de San Marco, el Puente de los Suspiros o Rialto, Santa María de la Salutte o La Galería Peggy Guggenheim son algunos de sus principales reclamos turísticos. Pero tras la elegante y sofisticada Venecia, la de mármol... existe una más auténtica, de canales, recovecos, esconchados... y es igual de encantadora. Precisamente son sus dos caras, tan distintas entre ellas, las que configuran una experiencia sensorial que os aseguro, no es fácil de olvidar. Y mención especial para el Gran Canal, al que os recomiendo que recorráis en vaporetto... de día, al atardecer y de noche... Hay que disfrutarlo en en pleno bullicio y bajo la intimidad que proporciona la oscuridad. No os cansareis de recorrerlo. 

Cerca de Venecia, a una hora y media en barco, se encuentra una isla bastante peculiar. Con sus casitas de colores, Burano es conocida por su producción de encaje de hilo. Es un remanso de paz, si la comparamos con la ajetreada Venecia. De por sí, el viaje en barco ya es una delicia y el pueblo bastante encantador. No tiene demasiado que ver, es más un paseo agradable por sus calles y visitar el campanario, notablemente inclinado. Pero si vas a estar más de dos días en Venecia puede ser un completo magnífico para vuestra visita. Cómo nota curiosa, dice la leyenda que las casitas estaban pintadas de diferentes colores para que los marineros pudiesen llegar hasta sus casas en los días de niebla. Dicho esto, no es una visita imprescindible, pero si recomendable si os sobra tiempo. A nosotros nos faltó visitar Murano, conocida por las fábricas de cristal. Pero se nos echó el tiempo encima... o cómo suelen decir, hay que dejar algo sin ver para así poder volver. Quiero pensar que fue lo segundo. 

Y tras tres inolvidables días en Venecia me marchaba con una el corazón lleno de bellos recuerdos y un caprichito en la maleta. Sí, una mascara veneciana que me encandiló. 






Pero aún no terminaba nuestra escapada. Teníamos un último destino antes de tomar el avión que nos traería de vuelta a casa. Cuando preparo un viaje me gusta dejar algo que ver en la recamara, por si todo sale sobre ruedas y nos sobra tiempo, y en ésta ocasión así ha sido. Con medio días por delante decidimos realizar una visita exprés a Padua, una pequeña ciudad que acoge uno de los centros religiosos más importantes de Italia. Allí, descansan los restos de San Antonio de Padua, en una iglesia sobrecogedora por su belleza y misticismo. 





 Ya han pasado varias semanas desde nuestro regreso pero tengo que admitir que sigo con la sonrisa puesta cada vez que lo recuerdo. El Véneto es una región hermosa que aguarda al visitante un sinfín de recovecos que descubrir. 


¿Volveré?

Eso espero...